Diego Cabot en la CEM: Los verdaderos costos de los servicios “se van a pagar con tarifas más altas”

“En este contexto económico donde el dinero no alcanza para todo, donde el estado puede empezar a mirar, lo que ahora le pide el FMI y antes le pedía el mercado que es básicamente achicar el gasto público. Ahí aparecen los subsidios como gran componente del gasto” expresó Diego Cabot, periodista de la sección económica y especializado en subsidios del diario La Nación de Buenos Aires, quien brindó una charla denominada “la Argentina de los subsidios cruzados”  en la sede de la Confederación Económica de Misiones (CEM) este último lunes 11 de junio.

Aseguró que la necesidad de recortar subsidios “se va  a pagar  con tarifas más altas”, que el costo de la energía “se incrementa” en las provincias  y que el transporte público podría bajar  subsidios “si se hace más eficiente”.

 

Achicar el gasto

El gobierno de Macri dejó en claro que “el gradualismo” no va a achicar el déficit fiscal recortando recursos  a sectores más sensibles como los del área social, por lo que son  los subsidios los que aparecen en el horizonte más cercano como una de las opciones  para ese fin.

La disyuntiva del estado nacional convencido de eliminar los subsidios tiene algunas interferencias.  Al respecto Cabot, destacó que “las provincias están reticentes a achicar sus  gastos  y se oponen a afectar su recaudación bajando  ingresos brutos, por lo que se desestima recaudar más IVA”.  Ante este panorama,  la imposibilidad de incrementar las arcas del gobierno central,  la quita paulatina de subsidios para achicar el gasto parece ser la única salida, por lo que los costos verdaderos de los servicios “se van a pagar  con tarifas más altas”, sentenció.

Respecto de quien  asume los valores reales de los servicios, indicó que: “el sector formal de la economía,  el que hoy está más complicado por la alta presión fiscal, es el  que los sostiene”.

Subsidio cero, un objetivo condicionado En relación de los objetivos  de la nación que pretende llegar a subsidio cero para el precio mayorista de energía eléctrica en 2019, destacó que “se tienen de dar varios factores, que suba la tarifa o sea que el estado recaude más por la energía que produce y básicamente que el dólar no suba y que aumente la producción en nuestro país como para no tener que importar. Todo eso es tiempo. En el corto plazo es cada vez más difícil, porque cada vez crece más el universo de tarifa social.

Subsidios va a ver en el corto plazo hasta tanto la argentina empiece a transitar el camino de la normalidad, que no será en lo inmediato”.

Sobre la diferencia de  costos entre los distritos hizo hincapié en que “la energía sale de CAMMESA con el mismo costo para todas las provincias, pero ahí es donde entra a jugar el VAD, en la carga de cada empresa distribuidora provincial, en el Valor Agregado de Distribución”.

Sistema de transporte más eficiente

En tanto que a la inyección que hace el estado para reducir  el impacto del costo real del valor del boleto urbano de pasajeros, afirmó que “ahí podría bajar el subsidio  si se hace más eficiente porque estamos subsidiando un transporte público en el interior y Capital Federal, donde puntualmente no sabemos que sea el más eficiente”.

Agregó que “como está hoy y en lo inmediato, es imposible reduciendo los subsidios”.  Por otra parte mencionó que “optimizando el sistema de transporte más global podríamos,  ir a un sistema un poco más eficiente en cuanto al gasto. Habría que pensar en sistemas integrados, como lo que tienen en Posadas y no en sistemas aislados como es el metropolitano, que es en términos nominales el que más dinero se lleva”, sentenció.

Foto: Diego Cabot y el presidente a/c de la CEM, C.P. Alejandro Haene

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*