La CEM apoya Proyecto de Ley para beneficiar a las PyMEs

El presidente de la CEM, C.P. Alejandro Haene junto al Dip. Nacional por la provincia de Misiones, Daniel Di Stefano.

La preocupación está centrada en cómo sostener a las Pymes para evitar la sangría de más puestos de trabajo y recuperar algo de competitividad. En ese escenario, el diputado nacional Daniel Di Stefano, luego de la reunión que mantuvo el último martes junto al presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM), presentó un proyecto de ley para que sea tratado en el Congreso nacional para beneficiar a las pequeñas y medianas empresas con el acceso al financiamiento y acceder a un amplio plan especial de facilidades de pago de obligaciones impositivas y previsionales a los efectos de que éstas puedan regularizar su situación fiscal y previsional frente a la Administración Federal de Ingresos Públicos.

La misma surge a partir de las presentaciones que realizó la CEM el mes pasado. En el pedido dirigido al jefe de la AFIP, Leandro Cuccioli y que se formalizó a través de notas remitidas a los titulares de las agencias del ente recaudador nacional en Posadas, Oberá y Eldorado y la Regional Posadas (con jurisdicción en Misiones y norte de Corrientes) e inclusive al Ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, la CEM solicitó que se dispongan los mecanismos para “instrumentar una moratoria con un plazo de 10 años con una tasa de interés que no supere el 24 por ciento anual y con la posibilidad (en la medida que la inflación disminuya) que la tasa solicitada también descienda de acuerdo a la realidad”.
El objetivo es alivianar la pesada mochila fiscal que arrastran las Pymes de todo el país sin excepción.

El proyecto que fue presentado por el Dip. nacional Di Stefano en el Congreso, establece un régimen de planes de facilidades de pago para aquellos contribuyentes y/o responsables, sean personas físicas o jurídicas, caracterizadas como Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs), aplicable para la cancelación de obligaciones impositivas y de los recursos de la seguridad social, retenciones y percepciones, cuya recaudación se encuentra delegada en la Administración Federal de Ingresos Públicos, vencidas hasta el día 1 de marzo de 2019, inclusive, así como de sus respectivos intereses y multas.

Podrán incluirse y reformulares en nuevos planes de pagos las obligaciones fiscales y previsionales que hubieran sido incorporadas en planes de pagos anulados, rechazados o caducos hasta el día 1 de marzo de 2019, inclusive.

El proyecto indica que la cancelación mediante los planes de facilidades del presente régimen implica la reducción de los intereses, así como también la liberación de las pertinentes sanciones.

Para ver el documento completo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*